Bajo presión

 

Hay momentos en la vida de gran desesperación. Momentos de presión en los cuales llegamos a un punto donde nos detenemos y no sabemos qué rumbo tomar. Cómo reaccionamos antes estos momentos de presión, tensión, opresión determinará si seguimos creciendo o por el contrario nos paralizamos e inclusive volvemos atrás. Bajo presión podemos sacar lo mejor de nosotros o, por el contrario, si nos dejamos llevar por nuestros impulsos sacaremos lo peor y nos llevará al fracaso. Si no estamos alineados con Dios en momentos de presión podemos cuestionar su voluntad para nuestras vidas .Si estamos de acuerdo en que nuestra vida le pertenece a Dios, sabemos que todas las cosas son para bien (Romanos 8). Nuestro adversario no ha cambiado, sigue siendo el mismo pero con diferentes estrategias. En circunstancias extremas hay que buscar un momento para reflexionar y tomar las decisiones correctas conforme a la voluntad de Dios y no la nuestra, aunque no entendamos nada. Debemos tener total dependencia de Dios y confiar .Es más excelente seguir en pie haciendo la voluntad de Dios, aunque en desventaja (1Reyes 17:8). La viuda de Sarepta, pese a su situación de desventaja, tomó la decisión de obedecer a Dios antes de atender a sus necesidades y no escaseó el alimento para su casa.

ro. 8.8 con logo

 

Varias historias de la Biblia nos muestran cómo sus personajes reaccionaron ante esa situación, unos buscaron al Señor y su voluntad y otros le dieron la espalda y volvieron atrás. Mateo 14:10-14 nos relata cómo reaccionó Jesús ante un momento de gran presión por la muerte de Juan el Bautista. Cuando no estamos en nuestro mejor momento y las circunstancias no son las idóneas, pero decidimos no reaccionar impulsivamente sino, por el contrario, nos detenemos, buscamos un tiempo de reflexión, buscamos el rostro de Dios, nos alineamos con Él para hacer su voluntad, tomamos así la decisión de depender de Dios y aceptar en obediencia su voluntad. En ese momento de adoración a Dios, en nuestro desierto, sucede algo único, el Señor viene con su Santo Espíritu sobre nuestro corazón. VAMOS A ADORAR A DIOS DESDE LAS SITUACIONES DE DESVENTAJA.¡¡¡VAMOS A LEVANTAR LAS MANOS EN FE Y A ADORAR AL SEÑOR!!!

 

– Pr. Sidinei

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *