Íntima Evaluación del 2015

El 2015 exhala sus últimos suspiros y, como cada final de año, es momento de evaluar. Para ello, toca dedicar tiempo para poder sacar conclusiones con el fin de aprender, crecer y mejorar.
Como creyentes, debemos hacer tiempo para pasar Tiempo a Solas con Dios (TASD). Si damos tiempo de calidad a Dios, el Espíritu Santo se encargará de iluminar nuestros pensamientos para ser conocidos en nuestra intimidad. Solo en lo íntimo es que podemos ser conocidos y, en esa faceta, el Ser más idóneo es Dios, quien conoce todos nuestros pensamientos. Así que, para poder ser certeros en nuestra evaluación del 2015, debemos buscar durante este mes de diciembre tiempos de intimidad, de reflexión para ser examinados por Dios a la Luz de Su Presencia y de Su Palabra.

1448801681483
Es verdad que muchos dedicarán su evaluación a sopesar los logros o fracasos obtenidos durante el 2015. De hecho, es importante que podamos determinar qué metas de las que nos propusimos para este año hemos alcanzado. Sin embargo, nuestra vara de medir no debe ser cuánto hemos logrado hacer, sino qué hemos aprendido en todo lo que hemos hecho. De este enfoque, dependerá nuestro crecimiento para seguir mejorando.
Así que, finalizando este año 2015, declarado como año de Nuevos Comienzos, deberíamos preguntarnos en qué hemos experimentado esos nuevos comienzos y qué han supuesto para nuestras vidas. Desde luego, como suele suceder, no todos hemos vivido el tránsito de este año de la misma manera, ni tampoco los momentos que hemos compartido nos han afectado por igual. Sin embargo, sí todos debemos procurar permitir que el Señor nos ayude a evaluarnos para que, si en nosotros hay caminos errados, podamos ser enmendados y encaminados hacia un nuevo año, con nuevos horizontes y con una actitud renovada orientada hacia el servicio y consagración a Jesús.

 

“Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce mis pensamientos; y ve si hay en mí camino de perversidad,
y guíame en el camino eterno” Salmo 139:23-24

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *