Mediante la Cruz, Reconciliar

“y mediante la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo,
matando en ella las enemistades.”
Efesios 2:16

Cruz y Familia

Espero que tras el paso de la llamada Semana Santa, no quedemos empachados de la Cruz. Es seguro que no es el caso de nuestra Iglesia, pero tristemente, el hombre se acostumbra al uso de palabras que, si bien son importantes, pierden el poder que conllevan. Sobre todo, en nuestros países de trasfondo cristiano religiosos en donde se ha visto la Cruz como objeto de veneración, en ocasiones de superstición y, lo que más, de identificación de una fe cultural y religiosa.

Sin embargo, para nuestra Comunidad, la Cruz es el punto de encuentro con el poder del amor de Dios. Precisamente, estos días algunos me preguntaban sobre el por qué del nombre de nuestra Comunidad, a lo que respondí que venía a ser la apuesta por mostrar a nuestra sociedad la necesidad de tomar el sendero acertado que nos lleve al encuentro con la Cruz, verdadero símbolo de reconciliación que nos propone un cambio de vida y, a su vez, desde la Cruz, iniciar un sendero nuevo de vida que nos lleve a transformar el mundo por medio de nuestro testimonio.

Creo que, ante las distintas amenazas existentes en nuestra sociedad, cada vez más secularizada y, ante los radicalismos religiosos, es un atrevimiento llamarnos de este modo. Sin embargo, si nuestro nombre refleja nuestra identidad y nos permite mantener un permanente mensaje que nos lleve al encuentro con el mensaje de la Cruz, creo que estamos acertando con una propuesta que nuestra sociedad necesita con urgencia.

Confío que, en los próximos meses, desde nuestra Comunidad e involucrando a todos y cada uno de los componentes de nuestra Iglesia, logremos ser más conscientes de lo que significa nuestro nombre y hagamos todo lo posible para que no quede en una mera denominación, sino que sea el reflejo de lo que vivimos permanentemente y una oferta de vida nueva a quienes se acerquen a nuestra Comunidad.

Más que nunca, en la Comunidad Sendero de la Cruz, debemos despertar y ser conscientes de nuestra razón de ser y trabajar para que muchos encuentren ese Camino que transforme sus vidas y las de sus familias por medio de la Reconciliación que nos ofrece un encuentro con la Cruz.

Juan Carlos Escobar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *