Palabra Pastoral 2017

Palabra Pastoral para el 2017

HACIA LO MEJOR

Filipenses 1:3-11; Hebreos 6:9

INTRODUCCIÓN

La verdadera esperanza se sustenta sobre el convencimiento de que lo mejor siempre está por delante y que está al alcance de todos.

Este año 2017, por medio de Su Palabra y por la convicción del Espíritu Santo, declaro que lo mejor tomará protagonismo en nuestros pensamientos y decisiones. Por ello, ir HACIA LO MEJOR ha de ser nuestra determinación a nivel de Iglesia y como individuos.

  • Como Iglesia, estamos persuadidos de cosas mejores que son propias de promesas de Dios que aun estar por cumplirse y que por algunos años han sido resistidas.
  • Como individuos, ir HACIA LO MEJOR  será parte de un estilo de vida determinado en base a no permitir que lo malo, lo mediocre y aun, lo bueno, se interponga para que alcancemos lo mejor.

En este 2017 muchos tendrán la oportunidad de superar una mentalidad esclava de un pasado que se adosó como una lapa en nuestra forma de vivir y que está condicionando la conquista de nuevas metas propias de una nueva etapa en sus vidas.

La palabra para el 2017 te animará a que vuelvas a soñar con cosas mejores para tu vida y para tu familia. Dios quiere que recuperes aquellos sueños que olvidaste o que te fueron robados.

  • Estar persuadidos es estar convencidos, conquistados, ganados, influenciados por lo que Dios dice.
  • Lo mejor es más que bien, es más que bueno… es superior, excelente.
  1. IDENTIFICANDO TIEMPOS MALOS
    • a. Como creyentes, somos parte de una sociedad cada vez más influenciada por tendencias ideológicas que combaten lo mejor de Dios para el hombre.
    • b. La palabra viene para tiempos en los que muchos se desanimarán y retrocederán. Son tiempos difíciles para los cristianos. Es fuerte la presión para quienes viviendo en una civilización cada vez más antiDios, pretendan hacer pública su fe. Sobre todo, las nuevas generaciones serán atacadas para negar que lo mejor sea Dios, la Iglesia.
    • c. Vienen tiempos en los que la bondad de los hombres reprimirá todo lo que proceda de Dios por considerarse inferior. Por tanto, el amor a Dios, a su Palabra, principios y valores, será considerado inferior por una sociedad cada vez más bondadosamente perversa.
  1. EN EL 2017 ARRECIA EL COMBATE POR LA VERDAD
    • a. Dios ha concedido al hombre tres atributos esenciales desde el momento que somos concebidos y que deberán ir abriéndose paso para alcanzar nuestro destino:
        • Vivir para poder existir.
        • La capacidad de soñar con cosas mejores.
        • Nacer libre para escoger su vida; libre albedrío.
    • b. Si te roban los sueños y la capacidad de decidir te roban el futuro y, por tanto, el derecho a la esperanza. Por eso, el sufrimiento de las personas radica desde el momento que se les priva de soñar o decidir a favor de lo mejor. El resultado es esclavitud porque si no puedes tener derecho a vivir, a soñar y a decidir, te están robando un derecho fundamental y te privarán de lo mejor.
    • c. Por eso, predicar el Evangelio es un derecho fundamental:
        • Porque fomenta el derecho vivir, a soñar y a decidir.
        • Predicar el Evangelio es dar a conocer la Verdad y conceder a toda persona, sin distinción de ninguna clase, el derecho fundamental a vivir, soñar y decidir su destino.
        • Todo pensamiento, ley o actitud promovida en contra de la proclamación del Evangelio y del conocimiento de la Verdad es un atentado contra el derecho fundamental que Dios ha concedido a las personas y, por consiguiente, es un atentado contra la humanidad. Por eso, existe un enemigo, la mentira, cuyo padre es el mismo Satanás y, por tanto, toda ideología contraria al Evangelio es diabólica por cuanto su origen es espiritual y su fin es robar, matar y destruir por cuanto tiene que ver con lo mejor para las personas.
  1. LA NECESIDAD DE ESTAR PERSUADIDOS

Estar persuadidos de cosas mejores es indispensable para:

  • No acomplejarnos por lo que creemos, cuando seamos cuestionados o menospreciados por nuestra fe. Persuadidos de cosas mejores, nos eleva la mirada hacia los valores espirituales y considerarlos superiores ante las propuestas propias de este siglo.
  • Seguir luchando, ser combativos frente a las pruebas, las tentaciones y ante todo ataque de maldición contra las promesas de Dios para nuestra vida. Solo bajo una fuerte convicción de que hay algo mejor, podrás levantarte cuando tropieces, cuando te golpeen, cuando se agoten tus fuerzas y no rendirte, no desmayar, no abandonar el proceso. Sin tener la convicción de cosas mejores, las pruebas presentes te desanimarán por el camino. 1ª Jn. 4:4 “mayor es el que está en vosotros que el que está en el mundo”
  • Ser revolucionarios influyentes en nuestro mundo, sociedad. Si no estamos convencidos de lo que creemos seremos influenciados por mentiras que modificarán nuestra conducta, alterarán nuestra fe y nos desviarán del propósito de Dios para nuestra vidas.
  • Para mejorar y no ser mediocres, conformistas. Convencido de lo mejor te impulsará hacia la excelencia en todo lo que haces. No permitirás que pequeños errores sean consentidos en tu vida. Sin ser obsesivo, aprenderás a ser persistente en mantener un constante espíritu de superación en todo lo que hagas.
  • Para comprender que las cosas mejores nos animan a imbuirnos en un proceso que no es improvisado. Dios nunca improvisa; Él tiene un plan y caminar hacia lo mejor te llevará a situarnos dentro sus propósitos y aceptar que todo lo que te suceda contribuirá a mejorar, a crecer convencido de lo que dice Su Palabra:
    •   8:28 ; Salmo 138:8;  Jer. 32:40; Filipenses 1:6; 1ª Tes. 5:24
  • Como Iglesia, debemos recordar que somos un proyecto de Dios. Jesús inició la Iglesia y su edificación será acabada sin que ningún poder terrenal o infernal pueda impedir su pleno desarrollo. Por eso, a pesar de que las ideologías anti Dios redoblarán sus esfuerzos en este año 2017 para emprender una gran ofensiva a nivel global con la clara intencionalidad de derrocar los principios y valores cristianos de nuestra sociedad, como creyentes, debemos estar atentos para discernir nuevas oportunidades para el avance de la Iglesia confiados en el poder y la sabiduría del Espíritu Santo.
  • Que el futuro nos atrapa mediante la esperanza basada en las promesas de Dios. Que lo mejor siempre es algo que está por delante. Persuadidos de cosas mejores nos llevará a ser sabios en nuestro análisis del presente. (Ecl. 7:10)
  1. HACIA LO MEJOR COMPORTA TRES IMPLICACIONES:
  • a. LO MEJOR ESTÁ EN DIOS
      • Dios es lo superior, lo más noble, lo más grande y excelente porque es lo Mejor
      • Debemos priorizar la búsqueda de Dios por encima de cualquier proyecto. Buscar de Su Presencia marcará la excelencia en nuestra vida.
      • Cuando nos alejamos de Dios, perdemos lo mejor ya que sólo en Él podremos encontrar nuestro propósito en la vida. Alejarnos de Dios es conformarnos con lo terrenal, racional; y nos llevará a la decadencia moral y espiritual.
      • Sus pensamientos son más altos que los nuestros; por tanto, sus principios y valores, superan a nuestra mejores intenciones.
  • b. LLAMADOS HACIA LO MEJOR

Obediencia es lo mejor

    • La obediencia es mejor que los sacrificios. Saúl fue desechado por Dios como rey porque sus buenas intenciones, no consideraron la obediencia a la Palabra de Dios. Sus deseos personales y su criterio le apartó de tomar la mejor decisión. (1º Sam. 15:22)
    • Caín ofreció una buena ofrenda a Dios, pero Abel dio lo mejor. Abel podría haber ofrecido un buen sacrificio con cualquier animal de su ganado, pero ofreció lo mejor, lo más gordo.
  • c.LA FE NOS LLEVA AL SACRIFICIO DE LO QUE NOS RESULTA BUENO.

No hay pérdida, la fe siempre gana.

    • Pablo: lo tenía por basura. Sus títulos, posición, conocimiento eran buenos, pero no podían interponerse por lo más excelente: el amor de Cristo
    • Lo mejor nos llevará a nunca retroceder en medio de la pérdida terrenal Hebreos 10:34-38
  1. APROBAR LO MEJOR. Filipenses 1:9-10 (Comp. 1:6)

Posee las claves para aprobar lo mejor:

    • a. Fuente que garantiza la mejor motivación para ser sincero y evitar todo tropiezo. Nada de lo que hagamos debe perseguir un interés personal
      • El amor de Cristo es la máxima expresión de la excelencia. Es el amor que provee el camino más excelente. 1ª Cor. 12:31
      • Es lo que te lleva poner la vida por los demás. Habla del servicio.
      • La obediencia a Dios debe ser consecuencia del amor del amor entrañable
    • b. Conocimiento de la Palabra de Dios. La Palabra de Dios es la antorcha que alumbra en lugar oscuro.
    • c. Discernimiento, percepción espiritual. No buscamos a Dios para sentirnos bien sino que la primera motivación para buscarle es saber Su voluntad para nosotros. Las decisiones se tendrán que tomar con esa Ciencia y ese Conocimiento.
  1. LO MEJOR TIENE QUE SER CONQUISTADO

Alguien dijo: Cualquier camino es igual, cuando el hombre no sabe a dónde ir
Para conquistar lo mejor debemos ser emprendedores. Todo ser humano nació con la capacidad de ser emprendedor.
Se es emprendedor cuando:

    • Se tiene una verdadera actitud emprendedora para aterrizar tus sueños
    • Siempre fiel a la Palabra de Dios para no traicionar los principios, valores y doctrinas que sustentan nuestra fe
    • Cuando la búsqueda de la superación personal conduce a nunca renunciar a la excelencia en todo lo que se hace. Lo hacemos todo “como para el Señor”.
    • Cuando Lo mejor no viene, se conquista. Se trata de estar determinados en que las cosas sucedan, que las Promesas de Dios se cumplan “por medio de nosotros”. Somos portadores de promesas e instrumentos de bendición para otros.
    • Cuando se está apasionado por una visión que marca un horizonte mediante metas que deben ser alcanzadas.
    • Cuando nos preocupamos por las posibilidades y no por los problemas de nuestro momento
    • Cuando la disposición a cambiar resulta posible ante la necesidad de un nuevo modelo más allá de lo conocido; propio del pasado, de lo acostumbrado o de lo cómodo. Lo nuevo de Dios siempre es mejor y nos hará mantener nuestra vida renovada.
    • Cuando se renuncia al conformismo, a ser meros observadores de la vida para pasar a ser hacedores de una nueva historia, protagonistas de cambios.

 

Recuerda: Si no haces nada, nada pasará.

 

CONCLUSIÓN

  • Este año 2017 debe marcar una etapa de decisiones que marquen nuestra carrera o destino. No serán decisiones basadas en meros proyectos, sino en la determinación de enfocarnos hacia el llamamiento supremo de Dios para cada una de nuestras vidas, es decir, alcanzar aquello para lo que fui destinado por Jesucristo “alcanzar aquello por lo cual Cristo me alcanzó a mi” ( 3:12-14). Identificar nuestro llamado y todo lo que hagamos contribuya al llamado.
  • Dios promete lo mejor para nuestra vidas
    • Nos sustentará con lo mejor del trigo…
    • Nos dio lo mejor, que es lo que más amaba: a su Hijo Jesús
    • Es una obra de perfección que Él se ha comprometido en finalizar
  • Nuestro futuro será determinado por lo que nos impulsa a saber decidir bien lo que nos conviene, basados en un principio de excelencia: aprobar lo que es mejor, superior y propio de un Dios de promesas que nos guiará hacia cosas mejores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *