Palabra Pastoral – Septiembre 2015

“vosotros saldréis de vuestro lugar y marcharéis… por cuanto vosotros no habéis pasado antes de ahora por este camino” Josué 3:3,4

“No os acordéis de las cosas pasadas, ni traigáis a memoria las cosas antiguas. He aquí que yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz; ¿no la conoceréis? Otra vez abriré camino en el desierto, y ríos en la soledad” Isaías 43:18, 19

 

germinando…saliendo a luz.

photo-1441981974669-8f9bc0978b64

Ahora que estamos comenzando el último cuatrimestre del año, donde los niños , jóvenes y todos nosotros dando inicio a un nuevo ciclo después del período estival, quiero recordarles la Palabra que he recibido de parte de Dios para la iglesia declarando que el Año 2015 para Sendero de la Cruz es un Año de Nuevos Comienzos.

Nuevas etapas dan inicio, precedidas de otras que finalizan dejando atrás momentos de gloria y, al mismo tiempo, instantes dolorosos y complejos. Por tanto, estamos firmes en nuestra comunidad creyendo que nuestro progreso dependerá de saber finalizar etapas y emprender otras nuevas.

Como creyentes, los nuevos comienzos son parte del alcance de nuestro destino. Al mismo tiempo, nuestro destino está marcado por la guía del Espíritu Santo quien siempre habla revelando a nuestras vidas el consejo de Dios para acompañar y dirigir nuestros pasos en distintas etapas de nuestra vida personal y de Iglesia. Dios siempre ha sabido mantener viva su comunicación y hacer dinámica su relación con cada uno de nosotros. Nunca guardó silencio, siempre habla. Dios siempre se ha revelado en diversas formas y en tiempos distintos mediante sus profetas (Hebreos 1:1).

Hoy toca estar atentos a los tiempos que vivimos, porque el ayer no volverá y el futuro depende de si estamos listos para descubrir, discernir, ver que algo nuevo está brotando, germinando…saliendo a luz.

Con todo, los nuevos comienzos que ya estamos experimentamos como comunidad, no son ajenos al mundo. Asistimos a un escenario en el que los nuevos comienzos que se dan obligadamente en el ámbito político, educacional, financiero, social, científico y en el concierto global de las naciones. Son nuevos comienzos acompañados de cambios a los que debemos anticiparnos advirtiendo lo que Dios dice, ya que Él no está ajeno a lo que hoy vivimos. Si estamos atentos al concierto de los acontecimientos actuales, descubriremos que Dios siempre acompaña los tiempos haciendo que la Iglesia siempre viva renovada y contextualizada.

En este año 2015, Dios está comenzando un tiempo nuevo en ti. ¿Conocerás lo que Dios está haciendo? ¿Estás dispuesto a descubrir sus planes para tu vida? ¿Te atreverás a confiar que el Dios que obró en el pasado, volverá otra vez a intervenir en tu presente? El mundo no necesita al Dios que está en la Historia, sino al Dios que es protagonista de la Historia. Dios nunca fue y nunca será, Dios siempre es. Es el Gran Yo Soy; es el mismo ayer, y hoy y por todos los siglos (Hebreos 13:8).

 

Pr.Juan Carlos Escobar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *