Sendero de la Cruz

road-1072823_1920

La Esperanza para el futuro

La Esperanza es el estado de ánimo que surge cuando vemos como alcanzable aquello que se desea. Es interesante ver la cantidad de cosas que se presentan delante de nosotros a cada día, minutos y segundos. Quizás no nos hemos parado a pensar que toda decisión tiene una consecuencia que afecta a nuestro presente y comprometerá nuestro futuro. Pensando en el futuro, (lo que está por venir y lo que ha de suceder con el tiempo), hoy en día es difícil disfrutarla.

Si me encontrase frente a frente con la Esperanza, es muy posible que, al acercarme a ella lo primero que le dijese fuese: ¿Señora Esperanza como estás?

Y probablemente ella me contestaría “bien”, y después, “no te olvides que yo soy la esperanza firme que se tiene de alguien o algo”.

Pensando en esta conversación quizás la pregunta del millón sería. ¿Dónde he puesto mi esperanza?

Sólo en Dios halla tranquilidad mi alma; sólo en él he puesto mi esperanza (Salmos 62:5).

El otro día he leído una frase que me ha llamado mucho la atención y que he tenido dando muchas vueltas en la cabeza:

“No sé a donde voy pero voy en camino.”

Cuando no sabemos a donde vamos no deberíamos ir, ya que, si no llegamos al destino correcto nos decepcionamos. Entonces la esperanza se convertiría en desesperanza.

La desesperanza es la visión sesgada y poco realista de que nada bueno nos va a ocurrir. Si me permites voy a un darte un consejo. El primer consejo que me gustaría darte hoy es que antes de salir deberías conocer el camino. Eso te ayudará a entender para que empiezas el viaje y encuentres tu lugar de destino.

Jesús le dijo: “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí“. Juan 14:6

Al conocer el camino podemos preparar la ruta a seguir, las paradas, las visitas y por tanto a donde queremos llegar, o sea nuestro lugar de destino.

Pero en algunas ocasiones nos frustramos pues, en medido del trayecto del viaje, decidimos salir del camino, y buscando rutas alternativas, mas cortas, mas económicas (atajos). Sin embargo la Biblia dice que: “Hay camino que al hombre le parece derecho; Pero su fin es camino de muerte”. Proverbios 14:12

Pero ya es tiempo de que dejes de frustrarte y debes permitir que aquel, ( Jesús) que a través de su sacrificio en la cruz, compró Esperanza para tu futuro, pueda guiarte pues el tiene para ti planes de bienestar a fin de darte un futuro y una esperanza.

Hoy quizás es el día que puedas poner tu esperanza en Cristo

Yo puse mi esperanza en el Señor, y él inclinó su oído y escuchó mi clamor (Salmos 40:1).

Pr. Marcelo Pinto