Sendero de la Cruz

woman-gd794c650e_1920

¡Mujer dignificada en Jesús!

Pensando en las condiciones en el que muchísimas mujeres han tenido que enfrentar grandes barreras que obstaculizan su paso hacia la superación, y se ven limitadas, por condiciones culturales, sociales, política o incluso religioso, que limitan sus sueños, y roban sus esperanzas, reduciendo su dignidad a cenizas y apagan todo el espíritu que da vida a un rostro hecho a la imagen de Dios Génesis 2:27.

En estos días el mundo ha podido contemplar a través de los medios de comunicación, un caso muy particular como es el de las mujeres afganas..

La Biblia relata muchas historias que ilustran el trato que la mujer ha recibido en diferentes épocas de la historia humana. Hay una en particular de la que quiero hacer mención y que ejemplifica a la perfección está triste realidad.

La mujer samaritana.

En el evangelio de Juan capitulo 4 se dedican aproximadamente 40 versículos, para relatarnos una gran historia!

Como es el de la mujer samaritana. Por cierto, no se menciona su nombre por ningún lado en el relato, si no el de su lugar de origen. Probablemente porque en realidad quiere exponernos las condiciones muy propias en las que está mujer está inmersa.

En términos históricos, Jesús es originario de Jerusalén, y ella de Samaria, dos ciudades rivales víctimas de una división en el pasado. Jerusalén la ciudad conservadora de las tradiciones religiosas muy apegadas a las costumbres de Moisés. Samaria la ciudad pagana que se había contaminado con las impurezas Introduciendo el paganismo a sus costumbres. Pero además, está mujer había incurrido a una vida muy desordenada en términos de sexualidad. De por sí, ser mujer, y de Samaria ya eran un era problema para ella! El récord de esta mujer no es nada favorecedor en ningún aspecto.

Sin embargo, ese estatus, es lo que hace singular está historia. El encuentro más impactante de la vida de esta mujer, tuvo lugar en el pozo de Jacob, haciendo mención a un antepasado en común tanto para los samaritanos como para los de Jerusalén.

Ese día; La vida de esta mujer, obtuvo un nuevo significado. Fue revalorada. Ella estaba por debajo de la media de la condición aceptada, y ese día fue mucho más que dignificada porque tuvo un encuentro que cambió su vida para siempre.

Probablemente, nos es muy difícil saber cuántas mujeres han experimentado este encuentro que ha cambiado sus vidas. Y, también, como ha tomado un nuevo significado. Es un hecho que son miles desde esta maravillosa historia hasta nuestros días. De lo que sí, con certeza sabemos es que el impacto que ha hecho Jesucristo a la civilización más importante que se haya construido como es la occidental. La condición de las mujeres, en general, definitivamente ha cambiado, gracias a que la persona de Jesús ha formado parte de ella.

De manera individual para que la vida de una mujer tenga un tenga un verdadero significado necesita encontrarse con Jesucristo.

Pra. Carmen Jarquin